El ahorro de calefacción en centros educativos


En los días fríos de invierno, la calefacción se convierte en lo que más energía consume de un edificio. ¿Sabías que los edificios consumen el 40% de la energía total que se utiliza y generan el 36% de las emisiones de CO2 en la UE?

Puertas y ventanas
Si no podemos renovar puertas y ventanas ineficaces, podemos tener en cuenta estas indicaciones de eficiencia:
  • Durante el invierno: Evitemos el uso de cortinas o persianas en las ventanas, dado que por ellas entra la luz natural y el calor del sol (radiación solar).
  • Durante las noches de invierno: Cerrando las cortinas y persianas por la noche conseguimos una capa de aire que aísla y ayuda a reducir la pérdida de calor invernal.
  • Debemos asegurarnos de cerrar las puertas y de que éstas tengan burletes que impidan la salida de aire. El uso de elementos de sellado en puertas y ventanas puede reducir significativamente los escapes de aire.
  • Cuando se utiliza la calefacción o el aire acondicionado, se pueden evitar pérdidas manteniendo las puertas y ventanas siempre cerradas.
  • Los radiadores deben estar siempre despejados por delante y limpios por detrás, para que el calor no se bloquee y aumente el consumo.


Electricidad


La electricidad se ha convertido en algo habitual en nuestras vidas. Imagínate qué ocurriría si llegara a desaparecer. Actualmente, hay 1,6 millones de personas en todo el mundo que no tiene acceso a la electricidad.

LA ELECTRICIDAD EN EL SIGLO XXI
Utilizamos hasta tal punto la electricidad en nuestra vida, que a veces nos la tomamos a la ligera. Sin embargo, nuestro consumo sigue aumentando. Según las predicciones, hacia el 2050 la demanda mundial de electricidad se cuadruplicará. Los combustibles fósiles por sí solos no podrán sostener esa demanda. Es por ello que la Comisión Europea ha lanzado un **plan ambicioso** para reducir las emisiones, aumentar la eficiencia energética y aumentar las fuentes de energía renovables: todo en un 20% en 2020. Estas medidas ayudarán a los ciudadanos europeos a encaminarse hacia un futuro más sostenible. Se espera que tales políticas produzcan una descarbonización del 70% de la electricidad europea para el año 2050. Aumentar las fuentes de energía renovables es por supuesto un aspecto importante; sin embargo, hay que tener en cuenta también que los combustibles fósiles siguen siendo parte de la mezcla energética. Por esta razón, se espera también que la captación y el almacenamiento del CO2 proporcione soluciones más avanzadas y responsables. Hacia 2050, se espera que la energía termal europea adopte estos sistemas para más de la mitad de su producción.
Quizá tu centro escolar no tiene los medios para cambiar a las fuentes de energía más ecológicas, pero ¡tú puedes colaborar! Puedes tomar decisiones mejor informadas sobre qué comportamientos cotidianos pueden aumentar la eficiencia energética. Siempre que utilices la electricidad de forma inteligente, además de ahorrar dinero, conservas los recursos naturales y reduces así tu huella de carbono.


QUÉ OCURRE CON LA ILUMINACIÓN
CFL
CFL

Durante los últimos 130 años, hemos aprovechado lo que ahora se ha dado en llamar la iluminación tradicional proveniente de las bombillas de luz incandescente. Sin embargo, estas luces no son tan eficientes como se podría pensar. Sólo el 5-10% de la energía que consumen las bombillas incandescentes se transforma en luz. Gradualmente han ido apareciendo alternativas mucho más eficientes energéticamente como las bombillas fluorescentes compactas (las CFL, compact fluorescent bulbs), los LED (light emitting diodes) o diodos emisores de luz y las luces alógenas de baja potencia. Aunque su costo inicial es sustancialmente mayor, duran hasta 10 veces más y utilizan hasta un 65-80% menos de energía. Con el fin de ayudar a los habitantes de Europa a tomar la dirección más correcta, la UE ha impuesto una eliminación gradual de las bombillas incandescentes. Desde el 2009, los fabricantes de la UE han ido asumiendo unas nuevas medidas legislativas para avanzar gradualmente hacia una oferta eficiente. Para el 2012, no se les permitirá fabricar bombillas incandescentes. Según la UE, se espera que con estas medidas se logre un ahorro anual de 15 millones de toneladas de CO2 y la posibilidad de añadir unos 11 millones más de los hogares para el 2020.

REDUCE TU CONSUMO DE ELECTRICIDAD

Adaptando ciertos hábitos cotidianos, puedes hacer muchas cosas para reducir tu consumo de energía. Y mucho de lo que haces en el centro escolar lo puedes hacer también en casa. Aprovecha todo lo que puedas la luz natural y apaga las luces cuando seas el último en salir de una habitación. Muchos aparatos de uso cotidiano se suelen dejar en modo de espera, sin embargo, siguen consumiendo hasta la mitad de energía que consumen cuando están conectados. Apaga y desenchufa todos los dispositivos que no se utilicen. Instala regletas de distribución para apagar y encender fácilmente algunos aparatos a la vez.
En casa puedes hacer aun más prestando atención a los electrodomésticos ¡Fíjate en las etiquetas de la energía! Con ellas sabrás qué aparatos son más eficientes energéticamente y cuáles menos. Algo tan sencillo como que llenes la lavadora hasta arriba y lavar a 30 o 40 °C en vez de a 60 °C reducirá el consumo de energía a la mitad. Y también cuelga tu ropa en vez de ponerla en la secadora.
¿Se te ocurren otras maneras muy buenas de usar la energía eficientemente? Intenta pensar en todos los aparatos que usamos cada día y lo que puedes hacer para evitar el despilfarro de energía.

external image moz-screenshot.pngexternal image action29_t.jpgexternal image action23_t.jpgexternal image action8.jpgexternal image action30_t.jpgexternal image action17.jpgexternal image action24.jpgexternal image action40_t.jpgexternal image action41_t.jpgexternal image action42.jpg